martes, 5 de agosto de 2014

Yo soy Caracas


Yo nací en Caracas, así me tocó. Pero si pudiera escoger de nuevo dónde nacer, elegiría la ciudad de Caracas. Es maravillosa, ¿o no? Caracas es la combinación perfecta de alboroto y calma, brillo y oscuridad, exquisitez y sencillez, fiesta y descanso, inocencia y picardía, talento y más talento. Y es que la magia de esta gran ciudad, y extiendo el cumplido al país entero, la hacen día a día sus habitantes.

La gente es el potencial y recurso de más valor que puede tener cualquier espacio geográfico. La gente es quien vive, construye, se equivoca, aprende y comparte.
Desde hace 6 meses vengo siguiendo la cuenta en Instagram de un par de amigos, bajo el nombre de @YoSoyCcs. No podría ser más oportuna y necesaria en tiempos de reconciliación. Sus autores, Mariana Perera y Américo Orsi, buscan mostrar, a través de fotografías, "al verdadero venezolano: al trabajador, al que madruga, al que no es flojo, al que cree en Venezuela". Para ellos, cada persona tiene algo que enseñarnos, todas están llenas de historias.

Y es por eso que su intención es recorrer día a día las calles de Caracas, en búsqueda de individuos que quieran compartir sus ilusiones, experiencias y luchas, contagiando a todos con su "buena vibra".

Las fotografías muestran las caras de la ciudad, y éstas reflejan una diversidad homogénea. Se trata de una variedad de sueños relacionados a la música, al deporte, a ser padres, estudio, al arte; que se asemejan en la pasión con la que las viven sus amos, y en la lucha y sacrificio que invierten. Ellos comparten una genuina confianza en lo que somos y en lo que podemos ser. Resulta inspirador seguir la cuenta y llenarse del vigor que transmite cada una de las imágenes e historias que ahí se cuentan.

Las sonrisas de estas personas además resulta contagiosa. Pero creo que, sobre todo, lo que nos regala esta cuenta es recordarnos lo muy parecidos que somos todos.

Tenemos una marca que nos identifica, que compartimos: ser caraqueños. Y eso no es poca cosa. @YoSoyCcs nos invita a que nos quitemos los prejuicios y nos atrevamos a acercarnos a otras personas, y que demos un paso adelante en la demolición de las barreras ideológicas, de clase, y de poder que nos separan, porque la marca de ser caraqueños es mucho más fuerte que eso.

Caracas es sin duda la ciudad de las prisas, y eso a veces nos distrae de cosas tan
importantes como lo son reconocer a nuestros hermanos y querer el lugar donde naces, porque te pertenece. En ningún otro lugar encajarás tan bien como en éste. Yo también soy Caracas, y acepto esa invitación al encuentro.

@MaClaudiaPerera
TalCualDigital
Opinion 05/08/2014



martes, 29 de julio de 2014

Nombres de Caracas


jueves 24 de julio de 2014
JAVIER BRASSESCO , GLEYBERT ASENCIO
EL UNIVERSAL
Pocas cosas en Caracas son tan singulares como su toponimia. Detrás de cada esquina, de cada urbanización, de cada zona, se esconde una historia de indígenas y españoles, de haciendas, de pasión cristiana y también de pasión por su exuberante naturaleza. Como decía Rafael Valery, en Caracas solo el Ávila es más caraqueña que sus nombres.
La ciudad de Caracas estampa como pocas la pasión
de Jesucristo en los nombres de algunas de sus más representativos lugares y urbanizaciones: El Calvario, Monte Piedad; y un completo santuario que refleja el profundo espíritu cristiano y religioso que a través de los tiempos ha moldeado el devenir y la vida caraqueña: La Pastora, San José, San Bernardino, Santa Teresa, San Juan, San Román, San Luis, Santa Ana, Santa Inés, Santa Paula, Santa Rosa de Lima, San Agustín, San Luis, Santa Sofía y otros nombres alegóricos como El Paraíso y Santa Fe, La Trinidad y Santa Cruz del Este.

Ver artículo completo en:
http://www.eluniversal.com/caracas/140724/los-nombres-de-caracas